La Organizacion como Sistema Abierto

Un sistema puede definirse como:

a.- Un conjunto de elementos (partes u órganos componentes del sistema),

b.- Dinámicamente relacionados, en interacción (que forman una red de comunicaciones cuyos elementos son interdependientes),

c.- Que desarrollan una actividad operación o proceso del sistema),

d.- Para lograr un objetivo o propósito (finalidad del sistema),

e.- Operando con datos/energía/materia (que constituyen los insumos o entradas de recursos necesarios para poner en marcha el sistema),

f.- Unidos al ambiente que rodea el sistema (con el cual se relaciona dinámicamente).

g.- Para suministrar información/energía/materia (que conforman las salidas o resultados de la actividad del sistema).

Por consiguiente, un sistema consta de cuatro elementos primordiales:

- Entradas: todo sistema recibe entradas o insumos del ambiente circundante. Mediante las entradas (imputs) el sistema consigue los recursos e insumos necesarios para su alimentación y nutrición.

- Procesamiento: es el núcleo del sistema; transforma las entradas en salidas o resultados.- Salidas: son el resultado de la operación del sistema. Mediante éstas (outputs) el sistema envía el producto resultante al ambiente externo.

- Retroalimentación: es la acción que las salidas ejercen sobre las entradas para mantener el equilibrio del sistema. La retroalimentación (feedback) constituye una acción de retorno. La retroalimentación es positiva cuando la salida (por ser mayor) estimula y amplía la entrada para alimentar el funcionamiento del sistema; es negativa cuando la salida (por ser menor) restringe y reduce la entrada para disminuir la marcha del sistema. La retroalimentación sirve para lograr que el sistema funcione dentro de determinadas condiciones o límites.

Cuando el sistema no llega a esos límites, ocurre la retroalimentación positiva; la retroalimentación negativa tiene lugar cuando el sistema sobrepasa tales límites.Los sistemas se clasifican en cerrados o abiertos, según el modo como interactúan con el ambiente.El sistema cerrado tiene pocas entradas y salidas en relación con el ambiente externo que son bien conocidas y guardan entre sí una razón de causa y efecto: a una entrada determinada (causa) sigue una salida determinada (efecto); por esta razón, el sistema cerrado también se denomina mecánico o determinista (los motores, las máquinas y la mayor parte de la tecnología inventada por el hombre).

Hay una clara separación entre el sistema y el ambiente, es decir, las fronteras del sistema están determinadas. No existe un sistema totalmente cerrado, ni uno totalmente abierto.El sistema abierto posee numerosas entradas y salidas para relacionarse con el ambiente externo, las cuales no están bien definidas; sus relaciones de causa y efecto son indeterminadas. El sistema abierto también se llama orgánico (organizaciones, empresas, hombre). Tiene una gran interdependencia con el ambiente, lo cual no obedece a las leyes de la física.